Jueves
3
Mayo
2012

Apoyo crítico al gobierno de IU-LV-CA/PSOE para Andalucía.

Quienes integramos CpL apoyamos con tanta energía como capacidad crítica la próxima formación de un gobierno de izquierdas para Andalucía. Y llamamos a la sociedad andaluza para que articule formas activas de apoyo crítico a ese gobierno. No se trata de entregar cheques en blanco, ni de mantener un asentimiento pasivo, sino de trasladar a la hegemonía social la mayoría electoral de las izquierdas andaluzas.
El gobierno de izquierda y progreso que se constituya tiene ante sí una enorme responsabilidad. La crisis sistémica y la ofensiva de la derecha neoliberal colocan al próximo parlamento y ejecutivo andaluz ante el reto de asumir una doble estrategia: 1º) como barrera frente al desmantelamiento del estado social y del estado autonómico; y 2º) como laboratorio de las nuevas ideas y políticas.
En la medida que el PP gobierna casi todo (Estado, mayoría de CC.AA. y Ayuntamientos) el nuevo gobierno andaluz debe ser el contrapunto al gobierno central, desde el respeto y la colaboración institucional. Debe defender, con fuerza, los ataques a la autonomía andaluza, a los derechos sociales y al desarrollo sostenible. El desarrollismo ecocida, la defensa de la desigualdad y el españolismo centralista van hoy de la mano y son más preocupantes que nunca. Amplios sectores de la derecha española ya no tratan solo de descafeinar sutilmente el poder autonómico o de recortar algunos derechos: van a por todas y a por todo. El resultado electoral de Andalucía ha parado al PP, ha derrotado al PSOE y ha dado un buen resultado electoral a IU para que intente hacer el cambio necesario y articule un nuevo 28 F en defensa de nuestra Autonomía.
Por otro lado, tras más de 30 años de gobierno del PSOE en Andalucía, hay que hacer los cambios oportunos para cambiar la forma de gobernar, desterrar la corrupción, gobernar con justicia la austeridad, dirigir la transición ecológica y social hacia lo que serán las sociedades del siglo XXI, cambiar el modelo energético, impulsar la educación y la investigación, poner en marcha políticas culturales que salvaguarden la identidad andaluza, afianzar y relanzar la sanidad pública, repartir el trabajo, transformar la agricultura hacia un modelo más ecológico y social, consolidar el turismo sostenible, modificar la ley electoral, impulsar la democracia participativa… Todos estos horizontes programáticos deben estar en la agenda central del futuro gobierno andaluz que será así laboratorio de las nuevas políticas.

Llamamiento a la sociedad civil.
En esta tesitura la sociedad andaluza tiene que movilizarse y establecer sinergias positivas entre las instituciones públicas y las organizaciones sociales. Ningún gobierno solitario nos defenderá o nos sacará de la crisis. Esto es, más que nunca, una tarea del esfuerzo y de la inteligencia colectiva. Por ello CpL se suma a Paralelo 36 para impulsar una Plataforma Ciudadana Andaluza en defensa del 28-F en la que puedan confluir desde las organizaciones políticas, sociales y sindicales hasta colectivos, personas e instituciones intermedias (como los ayuntamientos) en defensa del autogobierno de Andalucía, del estado social y del federalismo solidario.

Llamamiento a las fuerzas políticas.
Para cumplir con estos objetivos es necesaria una izquierda andaluza que sea mucho más que la suma de PSOE e IU. La experiencia de las últimas elecciones nos muestra que la atomización de la izquierda alternativa sólo conduce a la esterilidad política y al engordamiento de la derecha y del bipartidismo. Si PA y Equo hubiesen ido en coalición con IU se hubiesen obtenido 15 diputados en lugar de los 12 actuales. El nacionalismo andaluz, el ecologismo político y las numerosas izquierdas sociales y locales deben buscar confluencias estratégicas si quieren ser útiles a la sociedad andaluza. Tienen que aprender a cooperar políticamente y a no convertir la pluralidad en un permanente campo de batalla interno. Por ello también saludamos la aparición de Izquierda Abierta dentro de IU.

Back to top