Domingo
30
Marzo
2008

Columna en el “Corto de Loja” de marzo de 2008

Se sabe, pero no está de más recordar, que somos un partido político de ámbito local. Esta “singularidad”, aunque pueda parecerlo no es tal, ya que existen cientos de partidos locales repartidos por todo el territorio nacional, con mayor o menor representación, e incluso gobernando, de diferentes signos ideológicos, que viene haciendo política “de cercanías”, necesaria y útil, tanto por la independencia freten a los grandes partidos y sus intereses generales, como por la diversidad y valor autóctono que mantienen, aportando riqueza y pluralidad democrática (ecología política).

Este ámbito de actuación territorial, nos excluye de concurrir a elecciones generales o autonómicas, lo que no quita de contar con opinión y de tener derecho a manifestarla, con la ventaja de poderlo hacer, por independientes, con más objetividad y desde posiciones más cercanas a la ciudadanía, ( como ciudadanos en política y “simples electores”), pero al mismo tiempo representando la voluntad política y democrática de un considerable sector de la población.Por esto, es criticable y denunciamos, que las informaciones sobre nuestro posicionamiento como partido, previo y ante las pasadas elecciones, no fue recogido por este periódico, ni por los medios públicos municipales. Y que, en el mismo orden de cosas, la valoración del penúltimo pleno celebrado, emitida completa por la mañana, fue, en los informativos del mediodía reducida a la mitad, suprimiendo las conclusiones que le daban valor y sentido. De nuevo se nos está discriminando y censurando. Y esto es intolerable.

Respecto a las pasadas elecciones, comparándolas con las del 2004 y con porcentajes de participación muy similares;

IU sube en Loja, con diferencia y de forma significativa, sobre todo teniendo en cuenta el panorama general, el PP también sube, considerablemente al Parlamento de Andalucía, en cambio el PSOE baja.

Esta caída de votos sufrida, es sin duda una referencia preocupante (o debería de serlo) pues rompe (en negativo) las previsiones de los socialistas locales y provinciales, y significa una desviación (en sentido contrario) a los resultados generales del país. Hay que destacar que esta pérdida de apoyo del electorado, no solo se produce en el casco urbano, sino también en el (hasta ahora fiel y seguro) granero de votos del medio rural.

Otro dato a tener en cuenta. Aún bajado casi un 10% de votos (585 al Congreso – 636 al Parlamento Andaluz), aún así, Zapatero, e incluso Chaves, sacan y cuentan en Loja con más votos que Castellano (6.954 y 6.776, frente a 6.120 de las últimas municipales), por lo que este, está resultando ser un serio y pesado lastre para el PSOE. No solo retrocede en el municipio, sino que además, existe un número considerable de lojeños y lojeñas, que en “un momento dado”, votan socialismo en las elecciones generales y autonómicas, pero en las municipales no acuden a las urnas o no votan al socialismo que en Loja representa Miguel Castellano.

De estos resultados, la culpa y responsabilidad será y es del secretario local del partido y alcalde, (que no la busque en este portavoz, que no la tengo), extensible y compartida (se supone) a los que están contribuyendo a ello; algunos concejales, “muy liberados”, que vienen participando, desde hace ya bastante tiempo, como destacados “elementos” del equipo de gobierno.
Ante el estado de la situación, no estaría de más algo de reflexión. De revisar las políticas y los “desarrollos” que este grupo está imponiendo en nuestro municipio. Y de forma general, cambiar las actitudes y las formas de hacer, para que estén en consonancia y tengan más sintonía con el socialismo que representa y pretende el Presidente Zapatero, (talante, diálogo, transparencia, confianza respeto…).Ahí, sin duda, nos encontraremos.

Back to top